A 12 años del histórico tercer lugar en el Mundial Sub 20 de Canadá

Lunes 22 de Julio

Con un tanto de Hans Martínez, Chile superó a Austria en la definición por el tercer puesto y se llevó un merecido bronce de tierras norteamericanas.

Chile Austria 2007

La Roja aún sentía el golpe de la derrota ante Argentina en semifinales. En un partido polémico, y que terminó con las expulsiones de Gary Medel y Dagoberto Currimilla, la selección no pudo ante su par albiceleste y se quedó con las ganas de un título tras una gran campaña en Canadá. Sin embargo, era menester dar vuelta la página, ya que Austria -con quienes empataron en la fase de grupos- asomaba como último desafío de la Copa del Mundo, con la medalla de bronce como objetivo. 

Además de los sancionados, Carlos Carmona y Alexis Sánchez también debieron ausentarse del vital duelo, debido a que aún no se recuperaban de las lesiones. Así, con Vidal a la cabeza, La Roja salió en busca de una última victoria que lavara las heridas. Dicha intención se notó desde el inicio, con un Chile muy activo en la caza del arco rival, pero sin resultado. Hasta que, en la última jugada del primer lapso, Michael Silva lanzó un preciso centro desde un costado del área y el central Hans Martínez estuvo muy atento para, con un gran gesto técnico, enviar el balón dentro del arco austriaco. Era el 1-0 y la algarabía nacional, que no merecía volver a nuestro país con las manos vacías.

En la segunda fracción, los europeos cargaron la cancha a su favor, atacando con frecuencia el arco de Toselli. Pero, en el 67′, se quedaron con uno menos luego de que Madl se ganara doble amarilla. Aún así, el sitio no cesó y el portero de Católica se convirtió en la gran figura del encuentro. De hecho, en el 88′, sacó de la línea una pelota que ya significaba el empate austriaco. No pasó, el tiempo se cumplió y Chile se ganó un merecidísimo tercer lugar en el Mundial Sub 20. Y de paso cosechó una generación que nos traería muchas alegrías unos años más tarde.