A 3 años del 7-0: La histórica goleada de Chile a México en Copa América

Miércoles 19 de Junio

En 2016, y a pesar del favoritismo de los mexicanos, La Roja se dio un festín y le propinó la peor goleada de su historia a los norteamericanos.

En el papel, el duelo de aquel 18 de junio sería parejo, con cierto favoritismo para los aztecas. La “Tricolor” llegaba con una campaña casi perfecta, tras derrotar por 3 a 1 a Uruguay, 2 a 0 a Jamaica y un empate a 1 con Venezuela. Chile, en cambio, sólo mostraba dudas, a pesar de su cartel de campeón de América. Una dura derrota ante la albiceleste en el debut por 1 a 2, un tibio triunfo ante Bolivia por 2 a 1 y una aliviante victoria ante Panamá en el último encuentro, por 4 a 2, tenían a la “Roja” en una frágil situación. Para más remate, Bravo no estaba en su mejor momento y los mexicanos metían miedo con su artillería.

“Chile no nos pica”, titulaba el diario Récord, dando muestras de la confianza de los aztecas. Sin embargo, sólo bastaron 15 minutos para que Chile demostrará que no sería tan fácil como esperaban. Disparo de Díaz que Ochoa no logra rechazar y Puch sólo la empuja para marcar el primero. Luego, antes de que se acabara el primer lapso, Vargas empezó su fiesta personal con un gran gol, tras habilitación de Alexis. Era el 2-0 y la “Roja” metía miedo.

El segundo tiempo quedará grabado a fuego en la memoria de la hinchada nacional. Sólo 3 minutos y Sánchez ya aumentaba las cifras tras una impecable jugada colectiva. Los relatores del país norteamericano ya entraban a desesperarse, pero faltaba más. 2 minutos después, Vargas aprovechó la lentitud de los centrales aztecas, clavó su segundo personal y el 4-0 subió al marcador. Ya era goleada. Y el mismo “Turboman” pondría el 5-0 tras un mal rechace de Ochoa, en el 57’.

Chile México 7 0

En el 73’, Vargas siguió dándose gustitos, y anotó su cuarto gol en aquella jornada iluminada. Ya para hacer el resultado aún más abultado, Puch finiquitó una excelente maniobra colectiva y clavó el histórico 7-0 -la goleada más abultada que han recibido los norteamericanos-, mientras los hinchas mexicanos abandonaban el Levi’s Stadium en Santa Clara.

“Descalabro histórico y ridículo”, era ahora la portada del mismo diario que hace unos días subestimó a la selección. “Fue histórico para el fútbol chileno, nuestro equipo hizo todo a la perfección”, recuerda Manuel Suárez, ayudante de Pizzi en ese entonces, quien luego comandó a La Roja a su segundo campeonato de América consecutivo. Pero esa ya es otra historia.