Ámbar Soruco: “Durante mi recuperación, cerraba los ojos y me imaginaba en unos Juegos Olímpicos”

Domingo 8 de Marzo

Luego de meses de intenso trabajo por superar una grave lesión, la defensora volvió a vestir los colores de La Roja Femenina.

El minuto 74 del duelo entre La Roja Femenina y Kenia del sábado estuvo cargado de emociones para Ámbar Soruco. En ese instante, en que ingresó en reemplazo de Rocío Soto, la defensora de Santiago Morning volvía a defender a la Roja Femenina, luego de casi un año de ausencia…

 

Soruco sufrió el corte de ligamento cruzado anterior de la pierna izquierda, durante la Fecha FIFA de abril de 2019. En un principio, fue diagnosticada con una rotura parcial, pero ella misma recuerda que “al volver a Chile para la preparación del Mundial, me realicé un examen y el resultado fue rotura completa del ligamento. Intenté entrenar con el ligamento cortado y jugarme un cupo, pero en una práctica hice un movimiento que me imposibilito seguir. A la semana siguiente fui operada”.

Estuvo ocho meses en intensa recuperación y, por eso, la alegría que le cabe en estos momentos, al volver a jugar un partido Clase A FIFA por Chile: “Estoy muy contenta de volver a estar convocada. Esta citación fue un golpe anímico para seguir trabajando y jugarme la opción para estar entre las convocadas al repechaje. Estoy más que feliz de estar con mis compañeras nuevamente”.

-¿Fue muy difícil la recuperación?
-Es un proceso complicado, que no sabría cómo expresar en su total magnitud. Está lesión me quitó la opción de estar en el Mundial de Francia. La Selección fue un apoyo fundamental para mi recuperación: en un inicio, por la operación, por los traslados a las terapias y, al ser yo de región, me facilitó la estadía completa en Santiago; así fue durante toda mi rehabilitación.

-¿En qué pensabas mientras vivías este proceso?
-Pese a que mi primer pensamiento fue retirarme del fútbol, al transcurrir los meses y al ver mejoras, fui cambiando paulatinamente. La ayuda de mi familia, de mis compañeras y del cuerpo médico de la Selección fue fundamental, ya que, de lo contrario, no hubiese podido sola. Aprovechó para agradecer y destacar el profesionalismo del doctor Cristóbal Sáez, quien me operó; y de los kinesiólogos Francisca Jesam, Jair Burboa y Marcelo Vargas, quienes estuvieron siempre pendientes… Luego, al reintegrarme a los entrenamientos en cancha, mis pensamientos eran distintos. Al estar agotada, por ejemplo, cerraba los ojos y me imaginaba en unos Juegos Olímpicos; al abrirlos, me decía ¡yo puedo!…

 

Rumbo a Tokio 2020

Y es, justamente, el repechaje olímpico lo que ocupa la mente de Ámbar Soruco en estos días. Con la cuenta regresiva en marcha, la defensora analiaza a Zambia y Camerún, los posibles rivales de La Roja Femenina: “Será un partido difícil ante cualquiera de los dos rivales, por ese estilo físico y rápido que los caracteriza”, dice.

Soruco es quien quizás mejor conoce a Barbra Banda, la figura excluyente de las Copper Queens de Zambia, pues compartieron camarín en la Liga Iberdrola: “Fue mi compañera en Logroño y puedo decir que es una jugadora destacable por su velocidad y su buen juego; era muy fuerte en el mano a mano, además. Sin embargo, creo que, como equipo, podremos contrarrestar sus fortalezas”, sentenció.

 

POR ANTONIO LOMA-OSORIO
FOTOGRAFÍA: CARLOS PARRA / COMUNICACIONES ANFP
DESDE ALANYA, TURQUÍA