Hace cinco años, La Roja eliminó a los campeones del mundo

Martes 18 de Junio

En un encuentro inolvidable, Chile se hizo fuerte en el Maracaná y dejó a España fuera de la Copa del Mundo en la segunda fecha de la fase de grupos.

La expectación era altísima y el Estadio Maracaná, el escenario perfecto. Chile y España se enfrentaban por la segunda fecha del Grupo B, en un duelo que era crucial para el destino de ambas escuadras. Los ibéricos venían de caer estrepitosamente con Holanda, por lo que otra caída supondría su temprana eliminación del Mundial -y la confirmación del “síndrome del campeón”-. Por otro lado, Chile llegaba con los tres puntos conseguidos ante Australia, por lo que su realidad era diametralmente opuesta: estaba ad portas de pasar a siguiente ronda. 

El mítico estadio, hogar de grandes historias, albergó a 35 mil hinchas que llegaron desde nuestro país. Y fueron ellos mismos los responsables de anotar el primer tanto de la jornada. El himno nacional resonó más fuerte que nunca en el Maracaná, ganándose el respeto de todos quienes presenciaron dicha expresión de patriotismo. Con ello como antesala, los dirigidos por Sampaoli salieron a devorarse a los campeones del mundo. Sin embargo, los primeros 15 fueron para los hispanos, y Bravo el protagonista de las acciones. La Roja despertó y, a los 18′, Alexis recuperó una pelota en medio terreno, se la cedió a Vidal, y junto a Aránguiz armaron un contragolpe letal que terminó en los pies de Vargas. “Turboman” frenó, dejó pasar a Casillas y Ramos, y anotó el 1-0 mientras caía. Golazo, y la algarabía nacional se tomaba las graderías del estadio y las calles de nuestro país.

Eso no detuvo el ímpetu de los ibéricos, quienes buscaron con aún más ahínco el empate ante los criollos. Pero la selección nacional también tenía lo suyo. En el 42′ Alexis recibió una falta a 35 metros del arco, y fue él mismo quien se encargo de ejecutar el tiro libre. El ariete buscó el arco con un gran remate, Casillas rechazó a medias y Aránguiz se quedó con el balón en la entrada del área. Sin pensarlo dos veces, Charles le pegó con comba, haciendo estéril el salto del portero español y anotando el 2-0 a favor de La Roja. La clasificación estaba cada vez más cerca. 

El segundo lapso fue similar, con España buscando desesperadamente el descuento y llevando a los nacionales contra su arco. Diego Costa, Sergio Busquets, Santi Cazorla y Andrés Iniesta estuvieron cerca de anotar, sin éxito. Asimismo, Isla pudo poner el 3-0 tras un gran pase de Mena, que lo dejó solo bajo la portería. Pero no, nadie volvió a desnivelar el marcador y, a pesar de un complemento más bajo que el inicio, Chile se llevó los tres puntos del Maracaná y, de paso, eliminó a los vigentes campeones del mundo. Cinco años después, el recuerdo sigue imborrable.