La Roja y la goleada a Nigeria para instalarse en las semifinales de Sídney 2000

Lunes 23 de Septiembre

En un sólido encuentro, con un primer tiempo muy efectivo, la Selección Chilena derrotó por 4-1 a Nigeria y se instaló entre los cuatro mejores de los Juegos Olímpicos.

La campaña de La Roja en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 tuvo varios momentos memorables, como el triunfo sobre España o el cotejo por el bronce. Pero hay uno que aún perdura en la memoria colectiva de los hinchas: aquel sólido triunfo sobre Nigeria en cuartos de final.

La Selección Chilena llegaba con un gran precedente al duelo. Después de una contundente fase de grupos, con goleadas ante Marruecos (4-1) y uno de los favoritos, España (3-1), Chile era favorito ante Nigeria que había avanzado gracias a dos empates (Honduras e Italia) y un triunfo ante Australia.

Y en el Melbourne Cricket Ground, esos antecedentes se plasmaron casi de inmediato. A los 5′, Iván Zamorano avisó con un cabezazo tras centro de Rodrigo Tello. Con una fórmula similar llegó el primero de Chile.

Chile Nigeria Claudio MaldonadoA los 17′, tiro libre desde la izquierda de Tello y cabezazo ajustado de Pablo Contreras para vencer al portero Greg Atafia. El cuadro africano sintió el golpe y un minuto más tarde, Iván Zamorano marcó el 2-0 después de otro gran envío de Tello.

El zurdo, en ese momento en Universidad de Chile, venía saliendo de una lesión y hasta ese partido no había sido titular. Su ingreso fue un problema sin solución para los nigerianos, que lo sufrieron todo el primer tiempo.

Sombrero de Navia

Los africanos intentaron reaccionar, pero no fue suficiente para inquietar a un sólido Nelson Tapia. La Roja, bien parada en el fondo, aprovechó los espacios y la desatenciones de Nigeria y marcó el lapidario 3-0.

Balón largo y alto desde el fondo, Zamorano ganó arriba y Reinaldo Navia definió con un toque sutil por sobre el portero (42′). Al final del primer lapso, Chile ya se sentía en semifinales.

A los 65′, Rodrigo Tello tuvo premio por su gran partido. Pared con David Pizarro y el zurdo definió con un potente disparo bajo.

Agali descontó a los 76′, pero sólo sirvió para decorar el marcador. La Selección Chilena ya estaba entre los cuatro mejores de los Juegos Olímpicos y el sueño de una medalla estaba cada vez más cerca.