La Roja y su histórico Mundial: el largo y sacrificado camino hasta Francia 2019

Viernes 21 de Junio

La ruta de esta selección femenina no empezó este año ni en la pasada Copa América, si no que hace 11 años en el Mundial Sub 20 organizado en nuestro país.

Cuando la jueza del encuentro entre Chile y Tailandia tocó el pitazo final, las seleccionadas se dejaron caer en el césped del Roazhon Park. El 2-0 que anunciaba el marcador no era suficiente, y el largo camino recorrido hasta la instancia mundialista llegaba a su fin -al menos por ahora-. Sin embargo, este grupo de jugadoras no tiene nada que reprocharse. Al contrario, para llegar hasta dicho lugar debieron luchar con coraje y ante las adversidades, en una ruta que tiene como punto inicial el Mundial Sub 20 realizado en nuestro país. 

CONTENIDO RELACIONADO: LA ROJA HACE HISTORIA, SUPERA A TAILANDIA, PERO NO ALCANZA

Bajo la conducción de Marta Tejedor, algunas jugadoras que estuvieron presentes ayer ante Tailandia se sumaron a la selección nacional. Endler en el arco, Daniela Pardo como capitana y Daniela Zamora en la delantera -quien incluso anotó contra Nueva Zelanda-. Los resultados no fueron los mejores y, tras tres derrotas, la selección se despidió del torneo organizado en nuestro país. Sin embargo, y más allá del impacto mediático, La Roja tomaba forma y sumaba protagonistas. En 2010, para el Mundial Sub 17 en Trinidad y Tobago, se sumaron otros más igual de relevantes: Fernanda Pinilla, Claudia y Rocío Soto, María José Urrutia, Yanara Aedo y Camila Sáez.

El fútbol femenino seguiría creciendo, lento pero seguro, hasta que otro evento en Chile le daría el último impulso que necesitaba: la Copa América 2018. Con un plantel consolidado y bajo la dirección de José Letelier, La Roja afrontó dicho desafío con un objetivo que parecía imposible como meta: clasificar al Mundial. El camino en un principio sería pedregoso, con sendos empates ante Paraguay y Colombia. Pero una angustiosa victoria ante Uruguay y una tremenda goleada ante Perú clasificarían a Chile a la ronda final, donde lucharía por un lugar en Francia 2019 y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Clasificadas por primera vez

La Roja empezaría cayendo ante las mejores del continente, Brasil, poniendo en duda la tan buscada meta. El empate sin goles ante Colombia tampoco era esperanzador. Sin embargo, en el último duelo la selección goleó a Argentina por 4 a 0, salió vicecampeona de la Copa América y logró su primer hito: tras 27 años de historia, Chile jugaría por primera vez un Mundial Femenino Adulto. Pero en Francia las cosas no se darían tan fácil, partiendo por un sorteo muy desfavorable: Estados Unidos, las campeonas del mundo; Suecia, novenas en el ranking de la FIFA; y Tailandia, mejor ubicadas que Chile en ese ítem.

Aún así, La Roja no se achicó y cayeron sólo por dos goles ante Suecia, en un extraño partido que debió suspenderse por una tormenta eléctrica. Ante las norteamericanas el desafío era aún mayor, y la portera nacional estuvo a la altura, llevándose los flashes y las portadas de todo el mundo tras una tremenda actuación. Quedaba el último duelo para intentar avanzar de ronda, ante las asiáticas, y Chile estaba obligado a golear por una diferencia de 3 tantos. Y las seleccionadas casi rozaron la hazaña. Con un gol en contra de Boonsing -tras un gran tiro de Aedo- y un cabezazo de Urrutia, La Roja quedó a un gol de conseguirlo, pero un penal no cobrado, un gol mal anulado y un lanzamiento desde los 11 pasos de Lara que se encontró con el travesaño le dijeron que no a la escuadra nacional, que no se rindió hasta el último suspiro. Al terminar el encuentro, las lágrimas se hicieron presentes en las seleccionadas, mientras todo un país se rendía ante el sacrificio de quienes no sólo jugaron su primer Mundial, si no que también consiguieron su primer triunfo en la competencia y dejaron en alto el nombre de nuestro país. Y ojo, aún queda el repechaje para Tokio 2020 donde, de seguro, seguirán haciendo historia. 

#LaRoja