Los detalles que no se vieron del triunfo de La Roja Femenina en Rancagua

Miércoles 9 de Octubre

Casi 8 mil personas vibraron con el triunfo de la Selección Chilena Femenina en Rancagua, un partido que no sólo se jugó en la cancha de El Teniente.

“¡Christiane! ¡’Tianeeee’!”, gritaban una niña y un niño mientras la portera y capitana de La Roja Femenina realizaba el calentamiento. “No va a mirar…”, les dice la tía. Segundos después, la mano levantada de Endler y una sonrisa desatan la euforia y alegría de los hinchas, que corren para contar que su ídola los saludó.

La Selección Chilena Femenina venció por segunda vez consecutiva a Uruguay, pero el resultado parece una anécdota para las casi 8 mil personas que llegaron hasta El Teniente, que más que ganar o perder, quieren estar cerca de las futbolistas.

Como la escuela de fútbol de niñas de la Municipalidad de Rancagua, que fueron las encargadas de recibir a las seleccionadas. Un toque en la mano de cada una de las jugadoras bastó para los gritos de las pequeñas futbolistas, que seguramente sueñan con emular lo que han hecho Lara, Endler, Sáez, Guerrero, Aedo, Urrutia y otras.

En la cancha, Endler se molesta y reúne a todo el equipo en el área chilena. Uruguay acaba de anotar el primero y la capitana sabe que no están jugando bien. Varias gritan en el círculo y piden una reacción que llegaría en el segundo tiempo.

El apoyo familiar

La Roja armó la fiesta en el complemento con los goles de Aedo, Lara y Kadzban. En las tribunas, el ambiente de celebración jamás estuvo ausente con la masiva presencia de las familias de las jugadoras, cada una con las camisetas con nombre y número.

Fin del partido y Camila Sáez lidera el agradecimiento del equipo al público con una vuelta por la cancha. Mientras, Carla Guerrero toma a su sobrina María Ignacia en brazos, que ya había ingresado a la cancha como parte de los niños Santander al igual que Cristóbal, el ahijado de Sáez

“¡Una foto! ¡Una foto! ¡Un saludo! ¡Un video!”, son parte de los gritos que se escuchan cuando las jugadoras se acercan a la tribuna, que continúa en la salida del equipo del estadio y que seguramente pasará en el próximo cotejo de la selección en Chile.